migrantes-whatsapp-rescatanAntonio, un salvadoreño de 25 años, concluyó esta semana su larga travesía de Centroamérica a la frontera entre México y Estados Unidos.

Con la ayuda de un contrabandista, él y otros inmigrantes lograron ingresar a este país por un paraje solitario del Sur de Texas. Caminando bajo el agobiante sol a veces por lugares desérticos, a veces por parajes con vegetación, Antonio se internaba cada vez más a Estados Unidos.

Sin embargo, el “coyote” lo abandonó, y Antonio se encontró perdido. Con sed y agotamiento por el calor, el migrante se dio cuenta de que su teléfono celular tenía señal. Y como hacen muchos migrantes en estos días para mantener informados a sus familiares durante su viaje, Antonio usó aplicaciones móviles para enterarlos de su situación y pedir ayuda.

Luego de esa notificación por WhatsApp, su familia contactó al Centro de Derechos Humanos en el Sur de Texas, y éstos solicitaron un rescate a la Patrulla Fronteriza, basados en las fotos que el migrante mandó del lugar donde estaba y las coordenadas GPS de su teléfono.

Antonio fue rescatado cinco horas después alrededor del área de Falfurrias, Texas.

“El teléfono celular se ha convertido en un salvavidas para migrantes”, dijo Eduardo Canales, director del Centro de Derechos Humanos. “Este año hemos rescatado a personas tres o cuatro veces con el uso de esta tecnología”.

Canales dijo que el sistema de mensajería WhatsApp se ha convertido en un medio popular que los inmigrantes usan para mantenerse en contacto con sus familiares mientras hacen el trayecto peligroso tras la frontera.

La aplicación también es una herramienta esencial para los rescatadores que luchan por prevenir muertes de migrantes.

Canales dijo que el Centro de Derechos Humanos espera ofrecer un taller sobre cómo usar WhatsApp a los agentes fronterizos y los voluntarios humanitarios que trabajan en evitar muertes de migrantes.

El Centro de Derechos Humanos y la Patrulla Fronteriza formaron “La Iniciativa del Migrante Desaparecido” en Falfurrias hace un año para trabajar en colaboración para salvar vidas.

Canales dijo que algunos migrantes temen pedir ayuda a los agentes fronterizos, pero que el papel de éstos es importante.

CBP reporta que desde el 1 de octubre de 2015, han rescatado a mil 300 migrantes, casi el doble de personas que auxiliaron en el mismo período en el 2014.

Facebook Twitter Email