A Pack Zamora
Y la Tropa de Tirando Esquina

 

POR ROBERTO GUILLEN

¿Quién puede contra la Sociedad Civil?
¿Quien?
Si un día me sorprende la bella declaración del Chicharito Hernández:
“Todos Somos Ayotzinapa”: Gol de Oro.

***
Por eso jubilosamente pregunto a los malandrines del Sistema:
¿Quién puede contra la Sociedad civil?
¿Quién?
***
Si voy a una exposición que organiza el CADHC de la hermanitta Consuelo, la noche nos brinda Las Perlas de la Sociedad Civil: Liz Nisado, presentando a los artistas de la lente. Y el fraternal Baldivia Esparadrapo demostrando a la concurrencia su obra fotográfica que describe el Dolor de las madres que han sufrido la desaparición de sus hijos. Grandioso Baldivia.
Pero no está demás repetirles que se cumplió la profecía de un periodista de la Calle: El Dolor de una madre que desesperadamente busca a su Hijo desparecido, tarde que temprano termina por manchar la solapa del Poder.
Repito: quién puede contra la Sociedad Civil?
***
Y donde los polakos ponen la mano de chango para rasguñar a la Madre Naturaleza, aparecen las míticas bicicletas de David Pulido y su Pueblo Bicicletero. Tal como lo constate aquel domingo plomizo en ese parquecito que a los diputados ya les urge tragarse para rellenarlo de concreto y trepar el banalismo de sus automóviles que apantallan al vecino y a un pueblo que tan solo han formateado para conformarse con migajas electoreras:
Y ahora que membrete le pusieron a la Institucionalización de la Limosna?
“Mover a México”
Pfff…
Entonces, qué es la Miseria? Pregunta la Sociedad Civil.
***
El Show de la Gaviota únicamente consiguió arrojar más combustóleo a las protestas…Gulp!
Tan es así que el actor Héctor Bonilla no se anduvo por las ramas:
“Dicen que un político pobre es un pobre político. Pues yo les digo que un político rico es un hijo de perra” .
Gulp..!
***
Digamos que Ayotzinapa es el nítido espejo donde ya se pudren y mosquean los mercenarios partidos políticos, como esa merma de un vetusto mercadillo. Ayotzinapa suena como un mantra global para desaletargarse de la modorra social: hasta el Mujica Uruguayo del bocho humildoso se aventó su declaración de antología: México se observa como un estado fallido, donde la vida de los seres humanos, valen menos que la de un perro. Y claro, se repitió el comes y te vas del payaso foxiano. La ex dictadura perfecta no tiene empacho en desplegar sus coletazos, tal como se la aplicaron a mi admirado Vargas Llosa, el mastín estelar de la Hegemonía, que después de su Nobel Prize, suavizó sus ladridos contra los ingenieros de su criticada y ahora redituable dictadura perfecta, que mi gemelo, Damián Alcazar, acaba de encuerar en la pantalla grande.
***
La moraleja del ya me cansé:
Dime que tan frívolo es tu presidente
Y te diré cuantas marchas te sacudirán por toda la aldea global…
***
¿Cuántos spots chapuceros se estrellan contra la Sociedad Civil?
¿Cuántos?
***
Les presento a las Perlas Ocultas de la Iglesia:
Luis Eduardo Villarreal, Padre de la Casa Nicolás
Jesús Garza, Padre de la Casa del Forastero
Ambos ensayan un Humanismo más allá del Amaras a tu Prójimo como a ti mismo : en cada migrante observan la oportunidad de oro para Servir.
***

¿Ya se subieron al Corruptour?
Me parece muy mezquino eso de andarle ninguneando méritos a esta inteligente y fresca iniciativa de la organización Evolución Ciudadana. Cada vez que veo a ese pintoresco camioncito, desplazándose por las arterias de la City, me acuerdo de Lorenia Canavati y Tatiana Clouthier, dos adelitas de la Democracia en México. Me parece que el corruptour es un fiscal con ruedas que lucha contra los profesionales de la impunidad. De hecho, propongo que también exhiban al hampón de “Maderito”, el alcalde más corrupto en la historia de Monterrey. Es el bribón por antonomasia que regresará por otro jugoso botín, si es que la modorra social se lo permite.
***
¿Quién puede contra la Sociedad Civil?
Interroga el canto urbano de esa Nena de Luz que se trepa a los camiones con su mejor Amiga: una Guitarra que nos habla del Amor como el subversivo Sentimiento para escapar a los sueños frigoríficos de la partidocracia hampona.
¿Quién puede contra la Sociedad Civil?
Si el activismo es la chispa de la transformación social. Si el canto-denuncia es un bálsamo para Despertar. El arco-iris musical de Diana Cepeda es un hijo de la Irreverente Alegría, que abreva en el Canto de un Arturo Meza.
Ella es el Sueño de Oro que se escapó del Pueblo Huichol. Si la ven trepada en el ruta 67, ay me la saludan…
***
Digamos que Ayotzinapa significa la resurrección de la Sociedad Civil: aquella noche me gusto ver en el CIESAS a la científica social, Veronika Sieglin, una socióloga de antología, cuyas verdades deberían brillar más en la City. En la “ciudad enferma”, como bien lo dijo la revista Residente, donde por cierto, publicaron una entrevista de antología, sobre el pensamiento de Veronika. Pues esa noche nos predispuso contra las intentonas de todo estado hitleriano. Un sutil ¡Aguas! , que se corresponde con la franqueza de mi brother Rogelio Ramírez, que ya lleva 8 meses en rebelión contra los impuestos que no quiere pagar :” Una sociedad que no se mueve, se la lleva la chingada.”
***
El otro día soñé que el activista Jesús González Ramírez había publicado un libro sobre los desaparecidos. Clarito vi su nombre en una portada. Pues que bien, que bien. Felicidades para el activista Jesús González Ramírez.
***
¿Quién puede contra la Sociedad Civil?
Es la pregunta que se desprende cuando presenciamos el Arte- Perfomance de la Ninfa que ruitaliza en la esquina del Mercado Juárez. Poro por poro la Hechicera Prehispánica imanta la Noche de un Despertar: Que florezca tu Eco Ninfa Eco.
***

Y claro, no podían faltar mis camaradas de Unete Pueblo: mis respetos para la Comandanta Rocóo Montalvo, que a pesar de la carencia de recursos, como quiera se aventó la organización de un foro para denunciar a los hampones del autotransporte y plantear propuestas para el mejoramiento de un servicio público tan vital para el pueblo regiomontano. No tuve la oportunidad de estar presente, pero mi Camarada Rocío sabe que cuenta con mi apoyo.
Las chavas y chavos que integran Unete Pueblo, un día deberían juntarse para ver ese filme alemán, denominado Las Brigadas Rojas. Si yo tuviera lana, les organizaba una recepción para degustar esta cinta y después atizar el diálogo acompañado con unas frías espumosas. El activismo de Unete Pueblo es la Fiesta de la Consciencia.
Una taladrante Party del -no-nos-vamos-a-dejar
que me provoca externar esa frase que no me gusta pronunciar, pero a veces hay que hacerlo para espantar las sombras de la mezquindad:
Yo no puedo creer en un proyecto donde no existe la Generosidad.
***
Nos Necesitamos
Nos Necesitamos
Nos Necesitamos
Son las palabras de la Señora Leticia Hidalgo, que aquella noche del 20 de Noviembre retumbaban en el edificio del periódico el Norte, para después estrellarse en los muros del Sagrado Corazón, y rebotar en el Palacio de Cantera, donde despacha un tal Rodrigo Medina…
Nos necesitamos
Nos necesitamos
Nos Necesitamos
Las palabras de Dolor acariciando el Corazón de la Noche y de un rio de primavera juvenil, que tomaron la Zaragoza y la Washington Street, con la frescura de un pic nic sin final…
y con la estampa del Buda sin-prisa y sin-precio, un estudiante yace en la calle, donde una alcantarilla luce como su mascota existencial, que refleja los azules y rojos de las torretas momias de la fuerza civil
mientras un bombón de la UDEM luce en sus mejillas el tatuaje de la tragedia y esperanza que ya moviliza el corazón de la mexicanidad:
43
***
¿Quién puede contra la Sociedad Civil?
¿Quién?

 

Facebook Twitter Email