casa-migrante-saltilloPor robo, extorsión, secuestros y otros delitos, la Casa del Migrante de Saltillo ha documentado 148 casos de agresiones contra migrantes en 7 meses, por lo que el 2016 se perfila como el año con mayor número de delitos registrados.

Las cifras forman parte del reporte Un Camino Incierto: Justicia para Delitos y Violaciones a los Derechos Humanos contra Personas Migrantes y Refugiadas en México, presentado por el padre Pedro Pantoja, Maureen Meyer de la fundación Wola y el Centro de Análisis e Investigación Fundar, así como Javier Martínez, coordinador de Derechos Humanos de la Casa del Migrante.

Los activistas denunciaron que pesar del trabajo de algunas Fiscalías Especializadas y de la CNDH, no hay un efectivo acceso a la justicia para los migrantes víctimas de delitos y violaciones a los Derechos Humanos.

El informe incluye recomendaciones concretas dirigidas a SEGOB, INM, PGR, COMAR y al gobierno de Estados Unidos.

Este documento, es un diagnóstico de la situación de los derechos humanos de las personas migrantes y refugiadas en México con particular énfasis en los cambios desde la implementación del Programa Frontera Sur (PFS). Al mismo tiempo, evalúa el acceso a la justicia para los migrantes que son víctimas de delitos y de violaciones a los derechos humanos.

De enero al 15 de julio de 2016, la Casa del Migrante de Saltillo ha documentado un total de 148 casos, 77 de ellos han sido por robo, 3 por extorsión, 20 más por secuestro y 38 corresponden a diversos delitos.

En contraste, el 2015 cerró con 75 casos, por lo que los activistas evidenciaron el incremento de las agresiones.

Facebook Twitter Email