trump-eres-un-pendejo-roger-watersEste miércoles el presente y el futuro se mezclaron, la tecnología y los sonidos de una década (60) convergieron por unas horas en un lugar: México. Todo por Roger Waters, quien volvió a la capital mexicana tras cuatro años de ausencia para congraciarse con su público en el Foro Sol.

Las 21:30 fue la hora en la que el sonido similar al de un latido llegó a cada rincón del foro.

Una sola pantalla panorámica al frente del escenario fue la puerta de entrada para llevar a los fans a ese mundo llamado Roger Waters

El músico sabía que para entrar a este lugar los fans tenían que poner todos sus sentidos en alerta, y eso se los recordó tras el primer tema.

“Bienvenido. Imaginemos que ahora estamos en la época de 1968”, dijo el músico de 77 años, quien desde el primer minuto introdujo a los presentes en su onírico mundo.

En este viaje, Waters llevó a más de sus 50 mil espectadores a través de la psicodelia y el rock que fueron pilares fundamentales del show.

Los rifts de su guitarra hacían juego con las potentes voces de sus coristas, como quedó demostrado en el tema “Time” para el cual la pantalla se llenó de relojes.

Por momentos la megapantalla mostraba un universo, las estrellas y el infinito, que se acoplaban con las miles de luces de los teléfonos de los seguidores que hacían que el recinto se asemejara a una galaxia.

Los amantes de Waters y Pink Floyd mostraron su emoción ante temas como “One of these days” y “Money”.

Pero el show no sólo se trató de Pink Floyd o Roger Waters, se trató de una época y una causa, pues además de tener un momento para rememorar a The Beatles con imágenes de la banda, el británico dedicó este concierto a cada uno de los mexicanos e hizo alusión al muro que divide México de Estados Unidos.

“Este concierto está dedicado a sus hermanos, primos, tíos y cada una de las personas que están de esta parte del muro”, dijo Waters, al ejecutar “Shine on you crazy diamond” y posteriormente “The great gig in the sky”.

Fueron más de dos horas de recuerdos, música y mensajes, así como lo mejor de una era que esta noche de nuevo en el Foro Sol y el sábado en el Zócalo se repetirán.

Facebook Twitter Email