Partiendo de la clara convicción de que toda decisión política es cuestionable, dejando a salvo la

respetabilidad de cualquier opinión que surja en relación a los presentes documentos, los socializo

a petición de varios compañeros, sin pretender iniciar o provocar debate alguno, ya que el mismo

contiene una visión estrictamente personal del suscrito en relación a MORENA, en el Estado,

misma que me sirvió de apoyo para mi separación definitiva de dicho Instituto Político.

 

ERNESTO VILLARREAL LANDEROS Y ASOCIADOS

ABOGADOS

Platón Sánchez No. 1210 Norte Tel. 8374 2187

C.P. 64580 Cel. 044 81 8088 2887

Cédula Profesional número 321561

e-mail: villarreal.landeros@gmail.com

Monterrey, Nuevo León, México

 

A LOS C.C. INTEGRANTES DEL COMITÉ ESTATAL DEL PARTIDO POLÍTICO NACIONAL

MOVIMIENTO DE REGENERACIÓN NACIONAL (MORENA), EN NUEVO LEÓN.

PRESENTES.-

Por este medio comunico a ustedes mi decisión irrevocable de separarme

de MORENA como su Representante ante la Comisión Estatal Electoral, y a la vez, como militante

del Partido, aduciendo las siguientes razones:

1.- Advierto un Comité Ejecutivo Estatal diezmado, desarticulado, amorfo,

sin un proyecto específico del quehacer político u opinión alguna, y más aún, autocensurado, en

torno a temas neurálgicos y consustanciales a los requerimientos de la población en nuestra

entidad, en las ramas de la educación, salud, economía, sindicalismo, derechos humanos,

movimiento urbano popular, cultura, deporte, procuración y participación de justicia, y otros rubros,

con un total inmovilismo y una lacerante esclerosis política.

2.- Así mismo, es visible que muchos de los integrantes de dicho Comité

Ejecutivo Estatal, obnubilados y centrados en su pretensión de ser candidatos de elección popular

para diversos puestos, privilegian y más aún exclusivizan su quehacer en el terreno estrictamente

electoral personal, desatendiendo los aspectos señalados en el párrafo anterior.

3.- No comparto la existencia de un grupúsculo ginecocrático, de pobre o

nula formación ideológica, con una perniciosa tendencia a la vendetta, y un claro afán de ganar

posiciones en el gabinete estatal para lograr el control de la toma de decisiones, sin más.

4.- Todos ellos, con una proclividad a un exacerbado, irracional,

desmesurado e intolerable culto a la personalidad del líder nacional de MORENA, por encima de

proyecto político alguno, y más aún, carentes de una opinión crítica individual del acontecer político

en el país y en nuestro Estado.

5.- Una pobre militancia de MORENA en el Estado, caracterizada en su

inmensa mayoría por su carencia de formación política, y más aún, ideológica, de izquierda, dada

su baja escolaridad, ayuna de lectura e información, y por ende, sin una interpretación objetiva de

la situación económica, política y social del país, y por añadidura de nuestra entidad federativa,

pues en mucho de los casos se trata de tránsfugas priistas, panistas o sin experiencia partidista

alguna, salvo muy raras y valiosas excepciones.

6.- Me resulta totalmente estéril e inaceptable que el Partido en el Estado

otorgue un trato privilegiado, inusitado, desmedido y absurdo a la reivindicación de la diversidad

sexual, como si ésta fuera perse un atributo ciudadano que fortalece de manera automática el

compromiso para la transformación socio política de nuestra realidad social, ya que en la práctica

vemos que es totalmente nula tal pretensión por la pobre formación política de sus personeros.

Motivos los anteriores que me mueven a tomar la decisión señalada.

Monterrey, Nuevo León, a 15 de Diciembre del 2014

ERNESTO VILLARREAL LANDERO

Facebook Twitter Email