Chicago – El comité ejecutivo del Senado aprobó hoy por 12-2 el proyecto de ley que otorgaría una licencia especial de conducir a unos 250.000 indocumentados que manejan sin permiso y seguro en Illinois.
El demócrata John Cullerton, presidente del Senado, dijo a periodistas que la iniciativa pasó a consideración del plenario y podría ser votada la próxima semana en ambas cámaras de la Asamblea Legislativa.
Los legisladores quieren resolver el tema durante la llamada sesión del veto que finaliza el 6 de diciembre.
En opinión de Cullerton, la ley es necesaria para hacer más seguras las carreteras de Illinois al someter a exámenes de manejo y de visión a quienes quieran recibir la licencia.
Según información divulgada por la Highway Safety Coalition, que ha cabildeado en la Asamblea a favor de la ley, los inmigrantes indocumentados que manejan sin licencia en Illinois protagonizan alrededor de 80.000 accidentes por año, con un costo de $660 millones.
En el programa propuesto por la ley, los indocumentados podrían recibir una licencia especial con una validez de tres años.
Pero será de un color diferente a las regulares y no se podrá usar como identificación para abordar un avión, comprar un arma o votar.
La Secretaría de Estado expediría a los indocumentados la misma licencia temporal de conducir que otorga desde 2005 a extranjeros que viven legalmente en Illinois sin número de seguro social.
En esta categoría se encuentran estudiantes extranjeros, cónyuges e hijos de trabajadores temporales, visitantes con permanencia extendida y otras personas que no están autorizadas a trabajar por Inmigración.
Las licencias temporales cumplen con la ley federal Real ID que entrará en vigencia en enero de 2013.

Facebook Twitter Email