representan-matanza-san-fernando-72Desde la frontera con Guatemala los migrantes recuerdan la masacre de San Fernando, donde murieron 72 indocumentados, y lo hacen con una representación en la parroquia.

Durante nueve días, en la Casa Hogar-Refugio La 72, los migrantes se prepararon por las tardes para representar la masacre de indocumentados a manos de grupos criminales en México, caso que enlutó a varios países latinoamericano y cuya imagen condenó la comunidad internacional.

Antes de partir del refugio hacia la parroquia Cristo Crucificado, ubicada en el centro de Tenosique, Fray Tomás González los reúne a todos en la cancha central para invitarlos a que sean testigos de esta representación que busca recordar a sus hermanos asesinados a manos del grupo criminal Los Zetas: “A las personas que vayan a ir les vamos a pedir que lo hagan con mucho coraje, porque las autoridades mexicanas no han hecho nada para darle justicia a los familiares de esas 72 personas… y siguen sin hacer nada porque esa masacre se ha replicado en estos seis años de distintas maneras”. Antes de partir al centro del municipio fronterizo, les recuerda a los migrantes reunidos en la cancha que la política migratoria de México y Estados Unidos ha fracasado y las agresiones hacia ellos no han parado.

El fraile les pide que acudan a la representación sin miedo porque tienen esperanza de que los elementos de Migración no los interrumpan.

Justo terminan el acto cuando una voz interrumpe la escena: “¡El tren!”, y así es como más de 40 migrantes corren entre la oscuridad, sin pertenencias, para abordar La Bestia y continuar con su sueño americano.

El Fray Tomás denuncia que el gobierno mexicano no ha dado respuesta a la exigencia de justicia por los indocumentados que murieron en Tamaulipas: “No hay respuesta, se han acercado a todas las autoridades y hasta la Comisión Nacional de Derechos Humanos, pero no hay respuesta”.

Reconoce que desde el arranque de la casa-hogar La 72 ha crecido el tránsito de los migrantes. Destaca “que ni el riesgo los detiene”, pues en 2011 empezaron con 6 mil, pero este año prevén dar atención a más de 10 mil indocumentados.

Facebook Twitter Email