M.A.KIAVELO (El Norte)
NO es que muchos extrañen a Carlos Cervantes o a Gabriela Zamora, ex delegados recientes del Instituto Nacional de Migración en el Estado, pero es fecha que las ONGs locales claman por que alguien ya tome las riendas en el organismo y ponga orden…CERVANTES fue el último delegado del INM en Nuevo León de la Administración de Enrique Peña, dejando el cargo en noviembre pasado, y en su momento fue harto cuestionado por las organizaciones civiles, que se quejaban de que les ponía obstáculos para brindar ayuda a los migrantes…DESPUÉS de seis meses sin titular, este abril, ya en el Gobierno moreno, Zamora se hizo cargo de la delegación del INM (es un decir), peeero apenas vio tamaño broncón con los migrantes en el Estado y pa’ tras los filders, renunciando hace dos semanas…LA cosa es que hoy día que Monterrey es señalado a nivel internacional como una ciudad que está sirviendo de “tiradero de migrantes”, ni a nivel federal ni local le están entrando al asunto del Instituto acéfalo y a más apoyos de Doña Fede…NI Judith Díaz, la superdelegada de AMLO, ha tomado medidas para sustituir a Zamora, ya que -según los enterados- está bien enquehacerada con tanta chamba en las cerca de 70 delegaciones que hay en Nuevo León, la mayoría descabezadas…O SÉASE que, para desgracia de los migrantes y ONGs que los quieren auxiliar, el tema de la probable ayuda federal luce más complicado que conseguirles una visa estadounidense y un “Welcome” de Donald Trump…
Facebook Twitter Email