Por: Humberto Salinas

El plan de Trump es sacar ganancias con las deportaciones con los centros de detención en “lugares estratégicos” más cercanos a los consulados y los servicios jurídicos pro-bono.
Como parte de esa consolidación, ICE está considerando dos contratos con los municipios cerca de Miami y Chicago – contratos que implican CCA – para dirigir nuevos centros de detención. Las dos mayores empresas de prisión con fines de lucro en los Estados Unidos – GEO y Correcciones Corporación de América.
Mientras tanto, estas empresas privadas han visto sus ingresos y la cuota de mercado se disparan. Ellos ahora recaudan un total de 3.300 millones de dólares en ingresos anuales.
Las empresas privadas albergan a casi la mitad de los inmigrantes detenidos.

Y todos los gobernadores y los legisladores no saben qué hacer.
Lo primero es definir la necesidad basado en números reales de detenidos mexicanos en los centros de detención para poder cuantificar la defensa legal y el daño hacia esas familias.

En total, hay alrededor de 130 prisiones privadas en el país con alrededor de 157.000 camas. En Arizona, tres prisiones privadas están operando con una garantía de ocupación del 100 por ciento. Incluso hay una cuota de embargo a nivel federal: El presupuesto de detención de la Oficina de Inmigración y Aduanas incluye un mandato del Congreso de que al menos 34.000 inmigrantes permanecen detenidos diariamente, una cuota que ha ido creciendo cada año, incluso mientras la población inmigrante indocumentada en el país Estados Unidos se ha estabilizado.
Las prisiones privadas se han beneficiado generosamente de esa política, siendo propietarias de nueve de los 10 centros de detención más grandes de la ICE.
Concluyo ,no hay mejor negocio para el gobierno de Trump que las deportaciones y no hay mejor socio económico para Peña que Trump!

Facebook Twitter Email