dportados-tijuana-bcLa estrategia para reducir el flujo de ciudadanos extranjeros y migrantes que siguen llegando a Tijuana en busca de asilo en Estados Unidos ha cambiado, aseguró el secretario de Gobierno estatal, Francisco Rueda Gómez, quien detalló que el Instituto Nacional de Migración ha iniciado una campaña de información más precisa en la frontera sur de México.

Lo anterior como resultado de saber que muchas personas de las que llegan a Tijuana o a la frontera norte lo hace con una falsa expectativa que se genera en la frontera sur del país, en donde se les habla del asilo en Estados Unidos, pero no se les menciona la estadística real de negación de este trámite.

El funcionario del Gobierno estatal mencionó que la situación con la llegada de ciudadanos extranjeros no se ha reducido, ya que siguen llegando personas de algunos países del continente africano y Haití, además de los mexicanos que también buscan asilo en Estados Unidos.

Refirió que, en coordinación con el Instituto Nacional de Migración, se ha trabajado en orientar a todos los solicitantes que llegan, una vez que comprueban su estancia legal en México, posteriormente se inicia el trámite por parte de las autoridades migratorias para la solicitud de asilo a Estados Unidos.

Debido a que el proceso es lento y es determinado por las autoridades estadunidenses, los ciudadanos extranjeros han sido conducidos a albergues y casas de apoyo en un trabajo coordinado por las autoridades estatales y municipales.

El secretario Rueda Gómez precisó en que no se vislumbra una solución pronta al flujo migratorio, por lo que la estrategia es hacer mayor promoción de los resultados de las solicitudes de asilo, ya que expreso “prácticamente todos están siendo rechazados”.

Aclaró que los ciudadanos extranjeros que ingresan a Estados Unidos para recibir atención a su solicitud ya no regresan a México, solo regresan los ciudadanos mexicanos, los primeros quedan bajo la responsabilidad del Gobierno norteamericano para que puedan regresar a sus lugares de origen.

Rueda Gómez refirió que la colaboración continuará por parte de las dependencias estatales, como Desarrollo Social, Secretaría de Salud y DIF, para garantizar que ningún ciudadano extranjero y migrante tenga riesgo en su integridad física y de salud. Realizando una revisión periódica en la Línea y en los albergues, además de contar con el apoyo del Ayuntamiento y Consulado de Estados Unidos en Tijuana.

Facebook Twitter Email