hillary-reforma-migratoriaHillary Rodham Clinton asumió la candidatura presidencial que la Convención Demócrata le otorgó esta semana, comprometiéndose a unificar a Estados Unidos cuando pasa por un momento de definición, previo a las elecciones de noviembre.

Presentada ante sus correligionarios por su hija Chelsea Clinton, la exprimera dama aseguró que su misión principal será crear más oportunidades económicas y más empleos.

“El país está en un momento de definición”, sentenció Clinton en su discurso de aceptación de la candidatura ante la Convención Nacional Demócrata que concluyó este jueves en Filadelfia, Pensilvania, luego de cuatro días de sesiones.

En referencia directa a su contrincante, el empresario y multimillonario Donald Trump, candidato por el Partido Republicano, la también exsenadora federal y exsecretaria de Estado aseguró que la plataforma contraria es una amenaza para la estabilidad de Estados Unidos.

En su noche triunfal, Hillary habló de la disyuntiva que tendrán los electores estadunidenses el martes 8 de noviembre.

“El reto que enfrentamos es lúgubre cuando se trata de nuestra seguridad nacional. Cualquiera que lea las noticias puede ver las amenazas y la turbulencia que enfrentamos. Desde Bagdad y Kabul, de Niza, París y Bruselas a San Bernardino y Orlando, enfrentamos a los enemigos con la determinación de derrotarlos. Es por ello que la gente está ansiosa y buscando garantías de un liderazgo estable”, acotó la candidata presidencial demócrata.

 

Respecto del lema de campaña de Trump, el de amurallar la frontera con México y deportar a los 10 u 11 millones de inmigrantes indocumentados de Estados Unidos, Hillary Clinton se comprometió a hacer todo lo contrario si la elijen presidenta.

“No vamos a construir un muro, en su lugar construiré una economía que ofrezca oportunidades a todos. Daremos el camino a la ciudadanía (estadunidense) a los millones de inmigrantes, quienes ya han contribuido al crecimiento económico del país”, aseguró la candidata presidencial demócrata.

Sobre los problemas de violencia, enaltecidos por las leyes que permiten la venta indiscriminada de armas y municiones, Clinton habló que su objetivo es regular las leyes sobre la venta de armas. Se declaró lista para ser un puente de diálogo entre la sociedad estadunidense que aún tiene problemas por cuestiones raciales.

“Con humildad y determinación acepto la nominación como candidata a la presidencia de Estados Unidos”, enfatizó Clinton ante la Convención Demócrata, provocando una lluvia de aplausos.

El cierre de la Convención Nacional Demócrata en Filadelfia se destacó por el llamado general a unir esfuerzos para derrotar a como dé lugar a Trump y a los republicanos en las elecciones del martes 8 de noviembre.

 

La consumación de Hillary Clinton como la candidata presidencial de los demócratas fue como un escaparate para que sus correligionarios exhibieran sus virtudes. Que la mostraran al electorado como la antítesis de la demagogia y racismo de Trump.

Su ungimiento como candidata presidencial ocurre cuando las encuestas sobre la tendencia electoral sostienen que 68% de los votantes afirman que no confían en ella.

Facebook Twitter Email